Son las 12 del mediodía y entro en la tienda – teatro del Rei de la Màgia, en la calle Jonqueras (al ladito de la Caixa), para hacerle una pequeña entrevista a Micky Conesa. Por suerte, en esos momentos, no había gente en la tienda; así que pudimos hablar tranquilamente mientras él jugueteaba con una baraja.

Los años de practica hacen que puedas tener un control fluido de las cartas. Hacer producciones, técnicas y pases mágicos apenas prestando atención a tus manos. Este hecho le permite a Micky contestar a mis preguntas mientras me regala unos movimientos fantásticos, con los que cuesta trabajo no distraerme y prestar atención a la conversación que estamos teniendo. Supongo que eso también es parte de su magia.

Y aquí os dejo la transcripción de nuestra entrevista:

– K: Buenos días Micky, podrías presentarte un poco para que los lectores sepan un poquito más sobre ti:

– Micky: Me llamo Adam Conesa García, pero todo el mundo me conoce por Micky en el mundo de la magia. Llevo aficionado a esto casi ya 40 años, que se dice pronto, porque aún no he cumplido los 50. Me han llamado de muchas maneras: “enciclopedia con patas”, crack, mega crack, supercrack, maestro de maestros y cosas muy bonitas con el tiempo. De echo, puedo decir con todo mi orgullo, que soy de las únicas personas que había en Barcelona haciendo juegos de magia punteros , para la época, dentro de lo que sería la magia de cerca, porque éramos 4 gatos. Había como 20 personas los que hacíamos los trucos de magia en aquella época. No había más gente que nosotros, estaba: Ricky Vizcarra, Joaquín Matas, Gabi Pareras, Pere Aragonés , Elías Ugart, Màgics la bruixa, que era nuestro grupo. En la SEI estaba el fantástico Amilkar, el increíble Oriol Rusca, Tino Call. Éramos como 20 o 30 personas, no había más, los que más dominábamos los juegos de manos de aquella época.

Y desde entonces hasta hora, pues imagínate, han pasado un montón de cosas: programas de televisión, asesoramiento técnico, asesoramiento artístico, asesoramiento a ejecutivos, a escuelas, a monitores a profesores, clases particulares, muchas cosas y anécdotas que podríamos contar.

Esto sería una pequeña introducción de quién es este señor con el que estás hablando.

– K: Me has comentado que casi llevas 40 años haciendo magia, ¿no?

– Micky: Aficionado, desde que empecé, si.

– K: Y el momento en que decides dejar de practicar en tu casa, con tus libros, o como empezases, y decides montar un espectáculo para empezar a hacer magia para público. ¿Como fue?

– Micky: Esto vino muchos años después de que yo me aficionara a la magia. Mi primer show lo hice con 14 años en mi colegio de EGB. Yo cursaba en Octavo de EGB (lo que hoy en día es 2º de la ESO), e hicimos el festival de fin de curso. Yo salía disfrazado de mago chino y mi amigo Fernando, también aficionado, salía disfrazado de mago hindú. E hicimos un show de magia para unas 600 personas.

– K: ¡Vaya! Eso sí es un debut a lo grande.

– Micky: si, si. ¡Tela marinera!

– K: ¿Cuáles han sido tus magos referentes?

– Micky: Los magos de mi época: estaba el fantástico y ya desaparecido Pepe Carroll, Pepe Franco, que fue nº1 en el mundo, y el también nº1 en el mundo y que aún vive, que además acaba de cumplir 74.

– K: Sí, ayer fue su cumpleaños.

– Micky: Exacto, el señor Juan Tamariz, y los referentes clásicos de toda la vida cuando tú estudias magia de cerca, que podrían ser: Dai Vernon, Edward Marlo, Larry Jennings y todos estos clásicos de toda la vida. Y como no, el increíble y fantástico Arturo de Ascanio, con toda su teoría mágica y concepción mágica: la creación de efectos, la atmósfera mágica, y todo eso que nos contó en sus maravillosos libros.

– K: Entonces ¿prefieres magia de cerca o de escena?

– Micky: Actualmente me estoy volviendo a enamorar de la magia de escena. Durante muchos años la tuve muy apartada, como veo que se están haciendo cosas muy chulas y muy trabajadas, me está empezando a gustar más. Pero si tuviera que escoger entre una u otra, seguramente escogería la magia de cerca; por la atmósfera que se crea. Quiero decir que la atmósfera escénica no será nunca como la atmósfera de la magia de cerca y viceversa. Son atmósferas distintas.

– K: Prefieres cartas o monedas?

– Micky: Cartas.

– K: Siempre cartas?

– Micky: Las monedas son preciosas pero prefiero cartas. Siempre les digo lo mismo a los alumnos, la magia de cerca más difícil es la numismagia. Es mi opinión vaya.

– K: Si, para mí también. Con la numismagia estás tú y tus monedas.

– Micky: Exacto no hay nada más. Y si te falla la técnica, cagada. En cambio con las cartas puedes improvisar más.

– K: ¿Sigues aprendiendo rutinas?

– Micky: Más que rutinas, aprendo: juegos, gadgets, gimmicks. Internet está plagado de esto ahora mismo. Pero son los mismos de antes, pero con un nombre nuevo y una subida de precio de 5 o 10€.

– K: ¿Como estudias las rutinas nuevas?

– Micky: A través de internet, porqué no tengo magos que vengan a enseñarme. Hace mucho que no voy a conferencias, como un año o año y medio que no voy .

– K: Volviendo un poco a las raíces de cuando te aficionaste. Ese truco, que aún guardas en la memoria, porqué te dejó alucinado…

– Micky: Me acuerdo de todo, fue precisamente en mi colegio, yo tenía 14 años y fue unas semanas antes del festival de fin de curso. Fue un mago que se llamaba Salvi, y el truco era la jaula que desaparecía con palomas. Lo hizo en el escenario que estaba colocado en el patio de recreo del colegio y estaba rodeado, es decir 360º de niños. Claro, yo no tenía ni idea del método. Cuando vi a ese señor que cogía la jaula que tenía 5 o 6 palomas dentro, la tapaba con un trapo negro, la alzaba, la sacaba de la mesa y desaparecía… flipé. Y ese recuerdo me ha quedado grabado a fuego.

– K: Y ¿qué opinas de la nueva magia que se viene haciendo últimamente? Sobretodo lo que sale por la tele, Dynamo y compañía. En plan: vengo te hago un truco y desaparezco.

– Micky: La magia en televisión siempre tiene la factura a pagar. La factura de la tele es: que no se puede hacer lo mismo en vivo, que en la tele en directo, o en un programa pregrabado. Es decir, todo esto de postproducción, capas y todo esto, es lo más fácil del mundo. Lo que pasa es que el espectador debería de entender o saber que en ningún caso es lo mismo la magia de televisión que la magia en vivo. La magia que quiero ver aquí mismo, ya, chasqueando los dedos. Es decir, la magia de televisión está post producida, retocada y controlada. No es lo mismo un plano en directo sobre las cartas y sobre lo que esta sucediendo en ese momento que un plano sobre las cartas, cambio el plano para enfocar a los espectadores y vuelvo al plano de las cartas, en el momento en que se ha cambiado el plano ya no es directo. Toda la atmósfera y toda la esencia se pierde. Esa es la factura que tiene la magia de televisión. Dynamo como ejemplo, pues lo encuentro horrible, encuentro que es un producto de marketing muy bueno, pero él es horrible. Pero, son números. Yo invierto en el señor Dynamo 4 millones y el señor dynamo genera 8 millones, son números.

– K: Volviendo a lo de “enciclopedia con patas”, ¿qué libro no puede faltar en una biblioteca mágica?

– Micky: “Esto es magia” del señor Alfons Moliné, descanse en paz. No puede faltar este libro.

“Cartomagia fundamental” de Vicente Canuto tampoco y si quieres magia general ahora ya han traducido la enciclopedia Tarbell y es otro que no puede faltar. Son imprescindibles.

– K: Y ¿a que mago no me puedo perder?

– Micky: O sea, ¿a qué mago recomiendo que vayas a ver? ¿Internacional o nacional?

– K: Lo que tu creas conveniente.

– Micky: Yo creo que no te puedes perder a Chris Angel, en el Luxor de Las Vegas. ¡Es alucinante! Chris Angel, por ejemplo, pagó la factura de magia de calle; porqué fue de los primeros junto con Cyril Takayama y David Blaine, antes de Dynamo y el mago Pop. Y este hombre pagó esa factura. Este señor tiene un espectáculo que se llama “Believe” producido y dirigido por Cirque du Soleil y vale la pena ver lo increíble del show. No tengo palabras, ¡me saco el sombrero 24 veces porque eres un artista como la copa de un pino, Chris Angel!

Pero, por otro lado, si comparamos a Chris Angel con la magia de calle que hacía, le falta el directo que no tiene el Believe. Aquí estaría la comparativa. Yo recomendaría mucho a un señor que tuviera: tiempo, dinero y motivación, naturalmente, que fuera a Las Vegas a ver su espectáculo, que viera 3 o 4 programas de Chris Angel y que comparase. Entonces vería la esencia de la que estoy hablando.

Chris Angel en este espectáculo: con sus luces, vestuario… es absolutamente alucinante. Y piensas “esto está pasando en directo” no está grabado por televisión. Yo creo que es un gran ejemplo el señor Chris Angel.

– K: ¿Más que David Copperfield?

– Micky: David Copperfield está considerado el mejor mago del mundo y de echo todas las opiniones que tengo de su show, son: que es formidable y que hace una de las mejores apariciones de coche que se han hecho nunca. Es un gran merito, ver por ejemplo, al señor David Copperfield en el año 79, hace 37 años, hacer el pañuelo que vuela o el pañuelo bailarín, es alucinante. Es un gran ejemplo. Pero antes recomiendo Chris Angel porque tiene más vertientes actuales que no Copperfield. Copperfield se basa mucho en el clásico y Chris Angel se basa más en lo futurista.

Por ejemplo si una persona le gusta la tecnología aplicada al ilusionismo, yo recomendaría que viese a Marco Tempest, que es fantástico siempre y cuando te guste la tecnología aplicada al ilusionismo, las nuevas tecnologías.

– K: Bueno pues muchas gracias por atenderme y colaborar con el blog de magia.

– Micky: Muy agradecido, por tu interés y esperamos seguir este blog asiduamente.

Después de esta entrevista estuvimos hablando: de todo, de nada, de magia y efectos el resto de la mañana, pero eso queda entre: él, la baraja de cartas y yo.

 

Nos vemos en la próxima.

No olvidéis compartir la entrada y suscribiros al newsletter. También podéis seguirme en mis redes sociales: Twitter,  Instagram y Facebook.

 K.