El otro día os descubrí la tienda Mágicus, y ya que me pasé por la tienda aproveché la ocasión para hablar un poco de magia con Moustache y éste fue el resultado:

 – K: Lo primero, como siempre. ¿Puedes presentarte un poco para que los lectores te conozcan mejor?

– Moustache: Me conocen como Moustache, soy mago ilusionista y trabajo además de dependiente en la tienda Màgicus de Barcelona.

– K: ¿Cuanto tiempo llevas haciendo magia?

– Moustache: Puff, pues creo que ya van 33 años.

– K: Y el paso de practicar en tu casa con los libros y demás , a decidirte a actuar para otra gente. ¿Cómo fue? ¿Cómo diste el salto del estudio al escenario?

– Moustache: Primero empecé en las fiestas de cumpleaños de los amigos. Me presentaba allí con cuatro trastos, los clásicos de Magia Borras y cosas de éstas. Entonces mi padre me compró un libro de magia, que encontró no se donde, y en la parte final venía una lista de locales y tiendas de magia donde comprar. Y entonces empecé a comprar cada vez más libros e iba estudiando, me iba interesando y cada vez me iba metiendo más en este mundo.

– K: ¿Cuáles han sido tus magos referentes?

– Moustache: No tengo un fetiche, tengo muchos magos que me gustan: con cartas Tamariz o Gabi. Como magos todo terreno: Paul Daniels me encantaba porque era capaz de hacer igual de bien un efecto de magia de cerca, uno de mentalismo como de grandes ilusiones. No sé muchísimos, Tommy Wonder… muchos.

– K: ¿Prefieres la magia de cerca o la de escena?

– Moustache: Soy más de escenario o mejor dicho de salón. Es donde me siento más cómodo actuando, me gusta la parte escénica pero también la parte de contacto con el público. A veces la de escenario es “más fría”.

– K: Demasiado lejos ¿no?

– Moustache: sí.

– K: Escena de cerca

– Moustache: El escenario, te digo que es más para exhibirse y la de salón es más comunicar.

– K: ¿Prefieres cartas o monedas?

– Moustache: Buff, ehhh, a ver… las dos…

– K: Las dos está bien, puedes elegir a las dos.

– Moustache: Pues las dos.

“El escenario, te digo que es más para exhibirse y la de salón es más comunicar.”

– K: ¿Sigues aprendiendo rutinas?

– Moustache: Sí, constantemente.

– K: ¿Cómo las estudias?

– Moustache: Yo soy muy de la vieja escuela y aún tiro mucho de los libros. También miro vídeos pero creo que el vídeo te “limita mucho”, porque ya te da una presentación hecha y tiendes a imitar al que estás viendo. En cambio en un libro, como no lo ves, tienes que currártelo mas y el resultado es más tuyo.

– K: ¿Quién hizo “Ese” truco que te dejó alucinado? Ése que te ha quedado grabado, independientemente de que lo hayas aprendido o no.

– Moustache: Uff

– K: ¿Y qué truco fue? , claro

– Moustache: Bueno, también es un clasicazo: La bolsa y el huevo. Que se lo vi hacer a Enric Magoo, y que fue el primer juego de magia que me compré en una tienda de magia. Y hoy en día lo sigo haciendo en mis actuaciones.

– K: Y de la nueva magia que se viene haciendo últimamente. Ésta que está saliendo ahora, rollo: te asalto por la calle, te hago un truco y me esfumo. ¿Qué opinas? ¿Cómo lo ves?

– Moustache: Particularmente, no me gusta nada. Creo que es banalizar mucho una cosa que cuesta tanto esfuerzo. Costó muchísimos años sacar la magia de la calle para ponerla en los teatros, como para que ahora nosotros la volvamos a poner en la calle de esta manera. Parece que no le demos importancia, es como el que se saca un paquete de chicles del bolsillo y te dice: “toma, coge uno”, es lo mismo.

– K: Ok, ¿qué libro no puede faltar en una biblioteca mágica?

– Moustache: Jolín, si me tuviera que quedar con una sola obra me quedo corto, pero tiraría por el Tarbell, porqué está todo ahí.

– K: Jajaja, ¡muy bien! ¿A qué mago no me puedo perder?

– Moustache: ¡Buah! Complicado… Tamariz tiene una fuerza en el escenario acojonante, yo no se si hay muchas personas capaces de con una baraja de cartas tener todo un teatro pendiente de una sola carta, a parte de la magia que hace que por descontado es increíble. La energía que transmite, el entusiasmo… muy poca gente creo que puede hacerlo.

-K: Muchas gracias por este ratito que me has prestado y por colaborar con este proyecto mágico que he empezado.

-Moustache: De nada, para eso estamos.

Me fui de la tienda más que contento, tenía una nueva entrada para el blog y otra baraja para la colección…

¿Queréis saber cuál? Dejad un comentario a ver si la adivináis…

Nos vemos en la próxima.

K.