Esta entrada llega con un poco de retraso, pero la verdad, he estado un poco liado y no he podido escribirla antes.

Se anunció por Youtube que iba a haber una quedada de magos en Barcelona, aprovechando el final del congreso nacional de magia celebrado este año en Manresa.

 La verdad me lo tomé con muchas ganas y con una gran ilusión. Nos movilizamos los compis del “insti” y estuvimos whatsappeando los días previos a la quedada.

 La concentración era en Plaça Catalunya, así que como siempre decidimos encontrarnos en el Zúrich. (Para el que no lo conozca, es un bar que normalmente se usa como punto de reunión.)

La hora de la quedada se retrasó porque el anfitrión tuvo unos problemillas de logística.

 Mientras esperábamos fuimos formando un pequeño corrillo, primero dos, luego tres…

  • Oye, ¿y como nos van a ver?
  • Pues no se, supongo que enviarán un mensaje
  • ¿Y si tiramos cartas así para arriba?
  • Jajaja, aún nos van a soltar una moneda
  • Hola, ¿sois del grupo? Es que he visto una carta volar y he pensado que seríais vosotros.
  • JAJAJA, si sí somos nosotros.
  • ¿¡Lo veis!? ¡Lo de tirar cartas funciona!
  • JAJAJA es verdad JAJAJA
Al final nos juntamos 5 magos y 2 espectadoras que acompañaban a sus parejas.

Empezamos a hablar sobre qué magos seguimos, que canales, cuanto tiempo llevamos haciendo magia, etc…

Cuando ya se pasaba un poco de la hora acordada, decidimos ir a investigar a ver si nuestro anfitrión había llegado.

No tardamos mucho en encontrarlo, estaba rodeado de una nube de gente.

Al ver tal gentío nos venimos un poco abajo, ya que pensábamos que estaríamos en un ambiente un poco más reducido.

Conseguimos saludar a Borja, esperando nuestro turno entre la interminable muchedumbre de niños i jóvenes que querían hacerse una foto con él.

 Una vez superado el estrés inicial, el plan era quedarse en la misma plaza para hablar de magia y hacer una pequeña “conferencia”, idea que no nos sedujo demasiado.

  • ¿Nos acercamos al Rei de la Màgia?, está aquí al lado
  • Vale

Llegamos al Teatro del Rei de la Màgia, juntamos unas mesas y sacamos el tapete y las barajas. Una caña, unas patatas y “empezó la fiesta”. Cada uno mostraba algún juego, se comentaban técnicas, manejos, libros… Vaya lo que viene siendo una reunión de magos.

Al poco de estar en el bar, se nos añadió un mago extra. Micky Conesa, apareció en el bar, baraja en mano, dispuestos a hacernos flipar. Siempre se agradece que se pase a enseñarte algo, des de aquí un saludo Micky.

Después de una hora o así nos cerraron el bar, pero nos fuimos con la sensación de haber aprovechado la tarde, y de haber conocido a los compañeros de “clase” un poco más.

 Os dejo un pequeño vídeo del canal de Animag. Para que veáis un pequeño resumen de lo que dio de si la tarde.

Hasta cuando queráis.

No olvidéis compartirla y suscribiros al newsletter. También podéis seguirme en mis redes sociales: Twitter,  Instagram y Facebook.

K.