Os quiero pedir disculpas por el por la poca actividad del blog durante estos días navideños, pero ya estoy de vuelta. Y para abrir el año os traigo una super entrevista a uno de los magos que más me ha sorprendido. Os pongo en antecedentes: Le pedí a Luis Olmedo si quería colaborar con una entrevista casi cuando empecé a escribir el blog y un año y 4 meses después, hemos conseguido hacerla. Os dejo con ella, espero que la disfrutéis.

  • K: ¿Podrías presentarte un poco? Yo sí que te voy siguiendo la pista, pero puede que algún lector aún no te conozca.
  • Luis: Me llamo Luis y soy el hijo de la “Loli”.
  • K: JAJAJAJA.
  • Luis: Tío ¿y qué te digo? Es que soy muy malo para presentarme, sácame la info que quieras. Yo te respondo a lo que quieras pero soy muy malo, para presentarme y para venderme soy malísimo…
  • K: ¿Si? Bueno, pues lo dejamos así.
  • Luis: Ehhh, a ver. Soy un chaval de Málaga, pero nací en Antequera hace 28 años y me dedico al mundo de la magia. Bueno, empecé en el mundillo de la magia con 16-17 años y totalmente en serio, en serio me refiero con empezar a estudiar en condiciones, considero que des de los 17-18. Estuve un añito añito y medio tonteando; que si Youtube, que si nosequé, que si nosecuantos y luego pues ya me compré un libro y hasta hoy. Estudié comunicación audiovisual, aficionado al deporte y me encanta la muscia, me considero melómano, es la manera pija de decir que estoy todo el día escuchando música.
  • K: ¡Vaya!
  • Luis: Llámalo X… Y nada mis aficiones son esas, la magia el deporte y la música.
  • K: Me has comentado que llevas desde los 17 en el mundillo, así que casi son 10 años “magieando” por el mundo.
  • Luis: Sí, más o menos 10 u 11.
  • K: ¿Y el paso de practicar en tu casa a hacer magia para espectadores, como fue?
  • Luis: Buff, pues fue muy irresponsable.
  • K: Jajaja.
  • Luis: La verdad que empecé muy prontito a actúar. Lo típico que… eso sí, yo era muy pesado con la magia, muuuucho. Des de que empecé con el primer libro y con el primer juego que aprendí, estaba haciéndoselo a mi hermano, a los amigos, a cualquiera que venía por casa, era muy pesado. Como era tan pesado cuando salíamos siempre llevaba la baraja encima. Bueno baraja… llevaba de todo, que si pañuelos, que si cartas, vaya que sabías 4 cosas pero llevabas material como para hacer una actuación de salón. Solía hacerles magia a los colegas cuando salíamos o cuando nos pasábamos por el pub y un día el dueño me dice: “¡Que guay, hazme un juego!” se lo hago y me dice: “¿Quieres actuar aquí?” y yo ni corto ni perezoso le dije que “vale”.
  • K: Pues “pa l’ante”.
  • Luis: Tampoco me dio miedo, claro fue una noche tonta. Luego, ya al día siguiente, me arrepentí un poco. Pero lo que pensé fue que mientras no empiece, más practico más comparto y más crezco, porque al final la magia se aprende haciéndola y a público. A actuar se aprende en público. Entonces, si no hubiera empezado ahí… también he sido siempre muy autocrítico. Entonces el hecho de haber hecho esa actuación me ayudó a reflexionar. Yo sabía que me faltaban años luz, y me faltan años luz, pero por lo menos… Yo tenía ese pensamiento, mientras antes empiece pues…
  • K: Pues antes lo tengo.
  • Luis: Claro, pues más me voy soltando, más voy practicando… Además era chulo porque era una época en la que no tenía limitaciones, por falta de conocimiento.
  • K: Claro.
  • Luis: Lo mismo te hacía los Ases Mc Donald’s como el Escape de Caroll en la misma sesión.
  • K: Tranquilamente.
  • Luis: Que a mi me daba igual, sabes… Yo tiraba. Pero fue una época de enriquecimiento y de probar. Entonces yo empecé a actuar por irresponsabilidad y luego con alevosía.
  • K: Luego ya te gustaba…
  • Luis: ¡Claro! La primera vez lo pasé fatal con los nervios; pero luego encima del escenario lo pasé tan bien que dije… esto estaría bien hacerlo pero bien. Y fue cuando me cambió el chip y me puse a estudiar en serio de todo: magia de salón, bueno escena como tal nunca he estudiado, pero estudié fundamentos de cómo estar en escena, más salón y sobretodo cerca. Aunque como se sabe aquí en España, sobretodo durante aquella época tiraba más la escena y el salón… Ahora ya parece que la magia de cerca está más reconocida, pero durante aquella época lo que triunfaba era el pub.
  • K: Claro.
  • Luis: Oye, yo hablo mucho…
  • K: Tú tranquilo.
  • Luis: Córtame cuando quieras…
  • K: Jajaja, ¿Cuáles son tus magos referentes?
  • Luis: Vale pues el number one es Gea. Gea, Da Ortiz, Rubiales… Mis magos referentes, nunca los había tenido claros. Pero si te digo la verdad; cada vez tengo más claro que son los magos de la generación justo por encima de la mía. Figueredo, Miguel Ajo, Jose que soy yo, Gea, Da Ortiz, Rubiales… Me dejo un montón ¿no? Lo que pasa es que ahora también se suman magos de mi generación que también son mis referentes, como pueden ser Mario López, Pipo Villanueva, Lautaro… Ya se junta ahí la figura del amigo-hermano de magia. Claro y vamos creciendo juntos y eso hace que sean referentes míos también.
  • K: Que guay, y ¿prefieres la magia de cerca o de escena?
  • Luis: Cerca.
  • K: ¿Cartas o monedas?
  • Luis: ¡Uf!
  • K: Ahí te he pillado eh…
  • Luis: Si tío, porque esto está cambiando mucho últimamente. Porque con las monedas me ha pasado una cosa muy curiosa. Siempre se me ha considerado un mago de cartas, y realmente así ha sido, porque el grueso de mi espectáculo son cartas. Sin embargo de hace un tiempo para acá he estado trabajando monedas en casa. Sí te digo más por influencia de Gea, de Rubiales y tal. Siempre he estado estudiando más monedas en casa que cartas. Ahora mismo estoy por sacar un número con el que me siento mucho más agusto, mucho más cómodo y me expresa a mí más y es con monedas. A día de hoy si tengo que elegir, monedas.
  • K: ¿Sigues aprendiendo rutinas?
  • Luis: ¿A qué te refieres? ¿Rutinas de libros?
  • K: Me refiero a rutinas en general, pero como sé que estás trabajando en un nuevo espectáculo, supongo que estarás creando algo nuevo a partir de otra cosa. Algo tuyo, ¿no?
  • Luis: Sí, ahora mismo me encuentro en un punto que es cómodo e incómodo a la vez. Si bien es que leo todo lo que me cae en las manos, o lo que me deja el tiempo. Leo la rutina, leo los métodos pero luego no los hago. Prácticamente no hago nada que no sea mío. Lo leo para inspirarme y a partir de esa idea creo rutina própias. Que a lo mejor están basadas en el efecto.
  • K: Pero es tuyo.
  • Luis: Claro, pero no memorizo rutinas de otro, a día de hoy.
  • K: ¿Quién te hizo ese truco que te dejó pasmado? Y ¿Qué truco fue?
  • Luis: Pues mira, me hizo dos. El chico se llama Ángel Ripalda, ahora es director de teatro y creo que está haciendo cortos también, porque perdí el contacto con él hace años. Pero me hizo “La dama que se ruboriza” y las “monedas plata cobre”.
  • K: ¡Qué buenos!
  • Luis: me hizo una “monedas plata –cobre” que era preciosa, esa misma tarde me hizo dos y al día siguiente a una compañera le hizo un “cortando por los ases” me pareció súper curioso.
  • K: ¿Qué opinas de la nueva magia que se está haciendo ahora? así en plan Youtubers o el plan Dynamo de “te hago un juego y desaparezco”.
  • Luis: Hombre, antes me indignaba, no te voy a engañar. Pero con el tiempo he aprendido que es un formato. Al fin y al cabo es un formato que existe y que tiene su potencial, su público y su momento. Y es para disfrutarlo en pantalla, en tele, en 2-3 minutos que tienes para desayunar. Es un formato que existe y no hay que ignorarlo. La magia de Instagram está muy de moda, hago un efecto rápido y boom. Se podría hablar de ventajas y desventajas pero yo creo que esos efectos se muestran para el medio que están hechos. Luego la magia en directo se palpa de otra forma, no te quiero decir ni que sea mejor ni peor pero se palpa de otra manera.
  • K: Claro porque conlleva toda la parafernalia ¿no? Sacar las entradas, ir al teatro, llegar un poco antes y tomarte un cafetito… es como el ritual para ir a ver magia o cualquier otro espectáculo.
  • Luis: Exáctamente, y luego tienes que cumplir en directo como artista. No vale un efecto flash y ya. El espectáculo tiene que cumplir unas premisas, tienes que “llegar” en directo. Y esconderse detrás del efecto instantáneo, de ese efecto que dura 10-15” cuesta mucho. A mi me cuesta crear de esa forma pero por eso no le quito mérito a los que lo hacen. Pienso que es magia para un medio. La magia para televisón pues es un medio diferente. No se puede llamar magia de cerca de la magia en televisión, porque es “magia de cerca en televisión”.
  • K: Claro, tengo un amigo que me comentaba que con Netflix, se estaba viendo todas las temporadas de Fool Us, una detás de otra. Y me lo encontré el otro día y me dice: “Ostia tío, a veces me carga”. ¡Pues claro! Yo consumo magia a muerte y me puedo ver uno detrás de otro y no me cansa porque me encanta la magia, pero a gente que le gusta verla si te tragas 8 capítulos por temporada y llevas 3, pues normal que estés cansado de la metamorfosis y de todo eso. Creo que este es el riesgo de la magia en este formato. Si es tan accesible, te quema.
  • Luis: Claro, te quema pero por sobreinformación.
  • K: Eso es lo que le digo yo: “descansa una semana y ya verás que luego te lo ves con más ganas”
  • Luis: O vete a un teatro o una sala de cerca y métete en un show. Que ahora durante toda la semana se puede ver magia en directo. O ves a una gala y ve a 5 magos en hora y media y vas a flipar. Pero claro, obviamente si muchas veces uno que es mago, que ama la magia, le encanta y vive de ella va a un congreso y acaba con la cabeza que le va a explotar.
  • K: Saturado.
  • Luis: No quiero ver a un mago en dos semanas.
  • K: Necesito desempacharme.
  • Luis: Ya llega un punto en el que desarrollas tolerancia pero si no… Y ponle que te gusta el fútbol, voy a verme todos los partidos de la 3ª división de Rumanía a parte de los de la española. A mi me encanta el fútbol pero no aguanto más de medio partido.
  • K: Volviendo a la magia ¿qué libro no puede faltar en una biblioteca mágica?
  • Luis: Buena pregunta. Te voy a decir uno de magia y otro que no es de magia.
  • K: Vale.
  • Luis: De magia como tal, el “expert card technique” para mí no puede faltar porque cada vez que lo abro saco cosas nuevas. Me lo estudié hace 7-8 años, me lo compré muy prontito, y cada vez que lo abro descubro algo que en aquella época no me di cuenta. “Aquella época” da igual cuando lo digas. Dentro de 5 años abriré el libro y veré un efecto con otra perspectivas de que lo he visto hoy.
  • K: ¿Porque no estabas maduro?
  • Luis: Porque, ya no sólo a nivel técnico, ya que técnicas las encuentras donde sea o las creas o le preguntas a uno. A nivel de juego, te da ideas muy chulas. Muchas veces obviamos los clásicos y creo que es un error. Y hay otro de “no magia”, te diría más y esto la culpa es de Gabi, que por cierto antes se me ha olvidado nombrarlo y es uno de los máximos referentes que tengo también. Cualquier libro de Chema Amador, pero eso lo abras por donde lo abras te inspira, y mira que apenas tiene texto. Es un libro de imágenes, pero es la hostia. Ese, y “El arte de leer”. Son dos libros que si te das cuenta van acorde con el momento en el que me encuentro, busco más ángulos, más perspectiva…
  • K: Buscas inspiración.
  • Luis: Exacto, busco la inspiración y sobre eso creo. Hace tiempo que me di cuenta que de “trucos”, y sí he dicho trucos, hay los que quieras, pero expresar con un truco… El “truco” sería el acorde de la guitarra pero ahora expresa tú algo con eso.
  • K: Y ya para acabar. ¿A qué mago no me puedo perder? A Luis Olmedo y ¿a quién más?
  • Luis: Bueno, a ese lo puedes obviar. Emmm es que hay tantos macho… ¿En España, fuera?
  • K: El que tu quieras.
  • Luis: Hombre, si te digo que para mi hay 3 magos que en directos no deberías perdértelos: Miguel Ángle Gea, otro es Dani Da Ortiz y Mario López.
  • K: Pues sólo me falta Gea.
  • Luis: De todos, Da Ortiz, el ritmo que lleva y si eres mago tienes que verlo. Aunque en España creo que lo hemos visto todos ya. Pero siempre se le sacan detalles, como lo que hay no es casual. Esa energía que desprende, ese amor por la magia, y eso lo ves cada vez que vas a verle. Dices joé, ya no es que no sea improvisado muchas cosas. Él improvisa de verdad, pero esa improvisación… Puedes verle hacer el gag todas las veces igual, pero te lo hace con la misma energía que si fuera completamente espontáneo. Muchas veces los gags enlatados o que estamos acostumbrados a decir siempre de guión. Los metes y funcionan hasta el día que aquello ha caducado, porque lo dices sin pensarlo y porque toca. Y a Dani le sale. Puede hacer la broma 7.000 veces y te va a transmitir. Gea, porque es Gea y no tengo que decir más nada. Y Mario va a llegar donde quiera. Tiene un pensamiento… Está trabajando ahora mismo una línea muy diferente al resto de magos yo creo que del mundo, prácticamente. Está currando unas historias mágicas con sentido… una maravilla. Es arte. Mario es muy artístico lo que hace.
  • K: Además Mario me parece un mago muy curioso, porque tiene pinta de todo menos de mago. Sale todo flaquito, con su rastita, su riñonera…
  • Luis: Pero tiene un carisma que desborda.
  • K: Sí, si. Te engancha, le vi hacer la rutina de los cigarros en el Rei de la Magia y me dejó alucinado.
  • Luis: Y otra cosa que tiene Mario, que ojalá llegara yo a la mitad de la mitad. Es ser diferente. Él lo que hace es diferente, te puede gustar o no. Pero es 100% Mario.
  • K: Que eso mola un montón.
  • Luis: Recuerdo que el otro día me hacía una versión de la sal de Kaps, que era espectacular. Y me decía que “esto aún no está listo…” Joder si eso está al 1% cuando esté al 100% madre mía. Ya te digo, él va por otro camino diferente, tiene un pensamiento y un mundo interior que nos deja a todos a la altura de una hormiguita. Al menos cuando me pongo a hablar con él, es muy amigo mío, de magia, de hecho le mando cosas y me ayuda a cosntruir, pero es verdad que cada charla es una inspiración. Hace falta más gente asi.
  • K: Pues muchísimas gracias Luis, esta ha sido nuestra pequeña entrevista. Que nos ha costado, pero al final la hemos hecho.
  • Luis: Es verdad, ha costado pero lo hemos conseguido.

Estoy muy contento de poder haber hecho esta entrevista, y espero que os haya gustado. No olvidéis compartirla y suscribiros al newsletter. También podéis seguirme en mis redes sociales: Twitter,  Instagram y Facebook.

Hasta cuando queráis.

K.