Ayer por la noche empecé a ensayar con público mi “show” de magia. Llevo tiempo detrás de ello, pensando y haciendo trabajar mis neuronas para poder crear una rutina de magia. Así que podríamos decir que estoy de resaca mágica.

 Obviamente tengo que mejorarla, al sólo tener 2 espectadores la transición entre juegos la hice muy rápida. Cometí algunos errores de guión, por falta de práctica, pero el “feedback” final fue bueno.

Y al verme después en el video, creo que esto tiene posibilidades.

La historia empezó como un sábado cualquiera, aunque fuera carnaval, digamos que mis amigos y yo ya estamos un poco “mayorcetes” para los bailes de máscaras y les propuse el siguiente plan: Cenamos y os enseño mi show de magia. La respuesta fue obvia, así que pedimos un poco de sushi y nos fuimos para casa.

Cenamos y preparé todo para el show: tapete, altavoz, la música, la maleta, la americana i el gin-tonic de rigor.

Les preparé primero: “pensad que estáis en un show de magia, actuad como tal”. Mis dos espectadores cumplieron a la perfección con su papel, aplaudiendo al final de los juegos, dando juego para los gags durante los efectos…

Acabó el show, más o menos duró unos 35 minutos, donde hice 8 efectos. Cuando recogí mis cosas estuvimos hablando de cositas para mejorar y de qué les había parecido el espectáculo.

Aprovechando la ocasión, les enseñé mi “show” infantil, ya que el miércoles tengo que ir a mi escuela a hacer un poco de magia para los niños. Una rutina corta de juegos con esponjas, cuerda y pañuelos. También les gustó, e incluso me dijeron que podría añadir algún juego al repertorio “adulto”.

Acabamos la noche mirando las diferentes barajas de mi colección, con los hielos del gin-tonic derritiéndose en las copas y con un montón de magia en el aire.

Des de aquí os doy las gracias Jose Carlos y Marc, sois un público estupendo y espero que cuando debute oficialmente, vengáis a verme.

 

No olvidéis compartir la entrada y suscribiros al newsletter. También podéis seguirme en mis redes sociales: Twitter,  Instagram y Facebook.

 

Hasta cuando queráis.

 

K.