Hace una semana que el teatro de El Rei de la Màgia bajó el telón definitivamente.

Cuando me enteré de la noticia me quedé paralizado. Sabía que corrían malos tiempos para este tipo de salas pequeñas, pero no me imaginaba que esto podía llegar.

Esta es una entrada difícil, como sabéis El Rei de la Màgia es mi tienda de magia favorita y me da especial pena que tengan que bajar el telón del teatro.

espectaculo-en-el-bar

En esta sala he visto a muchos magos y, por decirlo de algún modo, fue una de mis herramientas para empezar este blog. Miguel Ángel Gea, Pere Rafart, Joaquín Matas, Luis Olmedo, Mario López, Micky Conesa, Gisell, Luko… son sólo algunos de los magos que han pisado las tablas de ese teatro que lamentablemente ha cerrado recientemente.

Con el cierre de esta sala, Barcelona pierde algo más que un teatro, pierde su única sala de magia permanente. Sí que es verdad que en algún teatro, en un momento u otro, se programa magia (ahora está en cartel el Mago Marin, la semana pasada Tamariz y no hace mucho el Mag Lari), pero estos magos vienen y van, la magia constante es la que cuesta de mantener. En Madrid hay salas dedicadas al ilusionismo en exclusiva: Teatro encantado, La Grada mágica, la sala Houdini… En Zaragoza tenemos Sótano mágico y en Murcia la Sala Teatro Estudio, sólo por nombrar a algunas.

Además de la sala de espectáculos, también ha cerrado la zona que tenían dedicada al museo de la magia.

museo-magia-2

Como dice el dicho inglés “don’t cry over the spilled milk”, que vendría a ser “lo hecho, hecho está”, ahora es tarde para lamentarse por la pérdida. Toca cerrar filas con el equipo de El Rei de la Màgia, seguir apoyándoles para que puedan coger fuerzas y recuperarse de este duro golpe.

Como sabéis todo vuelve, puede que en un futuro se animen a volver a abrir una sala de magia, a programar artistas cada semana e inundar de ilusión las calles de la Ciudad Condal. Al menos sí podremos seguir disfrutando de la tienda de magia más antigua de Europa, situada en la calle Princesa nº 11 de Barcelona.

Lo único que lamento es no haberme animado a participar en una de las Jam Sessions que organizaban. Prometo que si vuelven a hacerlas, participaré.

No olvidéis compartir la entrada y suscribiros al newsletter. También podéis seguirme en mis redes sociales: Twitter,  Instagram y Facebook.

Hasta cuando queráis.

K.