Graduación Instituto de Magia 2019.

Hola compañeros, la Graduación del Instituto de magia ya pasó y creo que ya es hora de contaros como la viví.

Sé que llevo mucho retraso pero es que no me da la vida.

Bien, después de mucho trabajar, noches sin dormir e ideas locas que se me ocurren conseguí preparar un número para la gala concurso de este año. Pero esto os lo cuento más adelante. ¡Vamos desde el principio!

Al igual que el año anterior, en el mes de noviembre se celebra la Graduación del Instituto de magia, y obviamente es un evento que no me pensaba perder. Primera por ver a los compis de “clase” y después porque tenía muchas ganas de mostrar mi nueva rutina loca.

Cogí el AVE el día de antes para no tener problemas de horarios, y recé muy fuerte para que me dejaran pasar toda la mandanga que llevaba en la maleta. No os digo más que el año pasado me cabía todo en un bolsillo de la chaqueta, y este año necesitaba llevarme un maletón… Lo del play big pack small, este año me lo pase por el arco del triunfo.

Llegué a Madrid y me encontré con Borja y con David. Este año íbamos a compartir cama. Y tengo que decir que David es un compañero de cuarto estupendo ya que al igual que yo, no ronca.

Pasamos por el Ikea en visita relámpago y llegamos a casa de Borja. Donde Bego estaba con el teléfono en la oreja apagando los últimos fuegos de la “gradu”. Al otro lado de la línea Adri y Andrea también ultimaban detalles.

Al final como mis “compis de piso” estaban todos trabajando con el ordenador, decidí ensayar mentalmente la rutina del día siguiente.

Día de la graduación.

Llegó el día, nos levantamos temprano y nos fuimos todo el equipo de Domina la Magia para el teatro. Empezamos a tirar cables, probar micros, preparar las acreditaciones… Y poco a poco los compis fueron llegando.

Me llama Ponce, “Ayúdame a descargar que este año la lio pardísima” otro que lo del pack small tampoco se lo aplicó este año.

Quien sí lo hizo fue Paco Araque, que lo traía todo en una maleta de Hogwards.

Carlos Falcón se unió al club de los que llevaban un montón de cosas. 

Yo estaba como loco, me sentía como parte del “staff” pero también como “alumno veterano” entonces estaba “en todas partes y en ninguna”. Así que decidí dedicarme a saludar a los compis.

Suso me sorprendió que se había lesionado justo la semana de antes, pero aún con todo y con eso pudo hacer unas magias geniales.

Cuando estaba todo preparado, los alumnos que nos apuntamos a la gala de alumnbos, fuimos para el backstage para prepararnos y coordinar el orden de actuaciones. Me tocó ser el primero, cosa que en cierta parte agradecí porque así podía ver lo que hacían mis compañeros.  Aunque el primer juego se me atascó un poco creo que mi actuación quedó bastante correcta. Y luego a partir de ahí se fueron sucediendo los compis. Sindini, Chelo, Rubén, Suso… Todos aportaron su granito de arena para que la gala de alumnos fuera todo un éxito.

backstage gala alumnos

Debido a que estábamos muy cerca del Congreso, los micros no tuvieron su mejor día, y el pobre Carlos sudó la gota gorda para ponerlo todo en orden.

Las conferencias de este año fueron casi todas a cargo de Borja, aunque nos colamos Ponce y yo en un Q&A que se grababa para el Magic Summit del domingo.

Gala concurso.

Por la tarde llegó el gran momento. ¡El concurso!

Este año participamos: Chelo, Belén, Paco Araque, Carlos Falcón y yo. Ponce también actuaba, pero como el año pasado se llevó el grand prix cerraba la gala y no entraba en concurso.

Chelo, nos sorprendió con un genio que hacia magia. Paco con la loca história de un restaurante chino, Belén con una predicción Disney y Carlos con una cena romántica muy mágica.

Leído del tirón parece muy rápido, pero os juro que a mi se me hizo larguísimo. Estaba bastante nervioso por todo lo que tenía preparado y para que todo saliera bien.

Este año me decanté por salir de mi zona de confort. Me preparé una rutina musical que deriba de uno de los retos del IM. Al número lo llamé: “con K de cocktail” y como os podéis imaginar iba sobre un cocktail mágico.

Sonó la entradilla, saludé al público y lo disfruté como nunca antes lo había hecho. Al acabar el número, me di cuenta de que había cometido algunos errores que en mi opinión eran bastante graves, pero el rato que pasé no me lo quita nadie. Carlos desde la cabina de sonido me ayudó muchísimo y al acabar Borja me felicitó por haber “jugado” más que nunca.

Recogí todo lo más rápido posible porque Ponce traía un arco y cualquiera se ponía en medio.

Estaba muy contento y convencido de que el público lo había gozado, pero claro, como en todos los concursos hay un veredicto.

Después del acto de graduación, donde se nos hizo mención a los alumnos veteranos se anunciaron los ganadores.

final del concurso
¡Belén se llevaba el Grand Prix y yo revalidaba el premio del público!

Pero si me permitís ser completamente sincero, la sensación de este año no fue igual que el año anterior. 

El año pasado iba con expectativas 0, así que fue una tremenda sorpresa. Este año, no os voy a engañar, iba a llevarme el gato al agua y no “ganar” se me quedó un poco corto. No digo que Belén no sea justa ganadora, al contrario. Sabía que ella traía un efectazo que le había valido el 2º premio en el festival de Cabra, así que el nivel de este año diría que era incluso mejor que el del año pasado. Por no hablar de la cena de Carlos, que llevaba incluso un quick change. Paco Araque tenía una historia brutal con el bol de Benson y Chelo había fabricado una lámpara maravillosa en 3D… No os digo más. Pero yo confiaba mucho en mi cocktail y pensaba que sería suficiente para los jueces.

Pero bueno, ¡me dieron el premio del público y estoy más feliz que unas castañuelas! Y gracias a esto, ¡este año voy al Nacional de Almussafes!

premio del publico

La noche de la magia.

Después de todas estas emociones tocaba la cena y la gala clandestina. La verdad es que fue todo un acierto organizarla. La comida estaba buenísima y el ambiente fue la bomba. Poder hablar con los compañeros, enseñarnos las magias o simplemente charlar con algunos de los profes fue la guinda del pastel.

Pude mostrar mis tapetes a todos lo que quisieron verlos, probé las barajas ARTE en primica, vi a Agustín Leal en acción, a Camilo, a Miguel Ajo y a Masyebra haciendo una cosa tochísima con un anzuelo.

Borja no se quedó atrás, ni ninguno de los compañeros que se animaron a la jam session.

En fin, como diría el Maestro Tamariz: “Pasamos una noche estupenda”.

Solo queda dar las gracias a los compañeros, tanto a los que estuvieron como a los que no pudieron venir, al equipo de domina la magia por hacerlo posible, a los profes que se pasaron, por los consejos que me dieron. Y a todos en general.

¡Os echaré de menos!

Otro día os cuento como fue el Magic Summit.

Sólo recordaros que os podéis suscribir al newsletter pinchando aquí (además si lo hacéis os mandaré un regalito por mail).

Y que espero que compartáis esta entrada, y todas las demás, en vuestras redes sociales. Si queréis enviarme mensajes o vuestras opiniones al respecto podéis dejarlas en el cajetín de más abajo o hacérmelas llegar por mis redes sociales (Instagram, Facebook y Twitter)

Hasta cuando queráis.

K.

Magia con K Autor

Comentarios

    David

    (diciembre 6, 2019 - 8:32 pm)

    excelente post, grande, y ahora, TEQUILAA!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *