Hypnoerotic.

Parece que este mes de marzo me está dando por el mentalismo y la hipnosis. Hace poco asistí a Mentalimpro, un show de Adolfo Masyebra, y hoy os traigo mi experiencia en Hypnoerotic.

Para los que aún no lo hayáis adivinado, el show corre a cargo de Luis Pardo y su mujer, Minerva y lo están petando en la Sala Ars de Barcelona, situada en el antiguo teatro del Rey de la magia, en la calle Jonqueras. Sí, “al laíto de La Caixa”.

La verdad iba bastante a ciegas en este show. Ya he visto a Luis y a Minerva en otras ocasiones, pero siempre dentro de un show de mentalismo. Pero esta propuesta es completamente nueva para mi.

Se apagan las luces y empieza el show, con un video… sugerente cuanto menos, que nos deja ver por dónde van a ir los tiros del espectáculo.

Empieza el show.

Y para calentar se requiere un voluntario… Siempre me gusta salir a vivir la magia de bien cerquita, pero en este caso no sabía a lo que me exponía, pero me ofrecí voluntario de todas formas.

empieza el show

Por salir de voluntario, Luis me hizo un regalo, a elegir entre 6, pero como hacerlo a “dedo” queda feo, decidimos dejarlo en manos del destino. Gané un súper abrazo de Minerva para la envidia de todo el público y volví a mi asiento más feliz que unas castañuelas.

Para seguir con el calentamiento, Luis nos propone una partida al 3 en raya, algo naif en principio pero no es oro todo lo que reluce…

Después de haber calentado, nos metemos de lleno en el terreno de la hipnosis. Un par de test para ver quién está mas receptivo y salimos como 30 personas al escenario. 

Apunte sobre la hipnosis.

Para los que no lo sepáis, nuestro cerebro tiene 2 operarios. Frank, un hombre muy responsable, que trabaja de guardia de seguridad en una “garita” que tenemos en el cerebro, se dedica a registrar todo lo que nuestro cerebro capta. Luego está Bobo, que viene a ser como “Coque” (el conserje de “La que se avecina”) que es un poco mas… como decirlo… divertido. Pues bien, para no alargarme mucho, cuando dejas que Bobo se siente en la “garita” es cuando eres más susceptible a entrar en estado de hipnosis.

(Si alguno de los expertos en hipnosis quiere hacer alguna puntualización al respecto estaré encantado de aprender de ella.)

30 personas, aproximadamente, y prácticamente todas entraron en estado de hipnosis. Yo personalmente entré durante un corto periodo de tiempo, no pude mantener a Frank fuera de su garita, aunque sí que es verdad que fue una experiencia agradable dejar entrar a Bobo, al menos por un rato. Cuando Frank volvió a su puesto, yo volví al mío y seguí disfrutando del show.

Siempre es muy fascinante ver lo que es capaz de generar la mente humana, con la ayuda adecuada.

Pardo y Minerva estuvieron jugando con los espectadores siempre desde el respeto y el consentimiento, así que todo el mundo lo pasó genial. Poco a poco Luis iba despidiendo a los espectadores que estaban encima del escenario y al final quedaron él y Minerva.

minerva y pardo

Siempre hay algún escéptico que no cree en estas cosas, entonces Luis propone un pequeño experimento, sólo para los más escépticos.

Entramos en la recta final del show y las bombas vienen ahora:

Una predicción imposible, muy bien llevada y muy bien resuelta y el gran final.

No quiero desvelaros lo que para mí fue lo más impactante del show, tan sólo quiero animaros a que vayáis a verles.

Según me han dicho, hasta Mayo van a estar en Barcelona, pero viendo como lo están petando, es posible que alarguen un poco más. Os dejo el link para que pilléis entradas, si os apetece.

Le pregunté a Luis, al acabar el show, si harían gira y me dijo que haría lo posible porque así fuera. Así que si no podéis venir a Barcelona a verles, puede que vengan ellos a veros a vosotros.

Nada más, sólo recordaros que os podéis suscribir al newsletter pinchando aquí (además si lo hacéis os mandaré un regalito por mail)

Y que espero que compartáis esta entrada, y todas las demás, en vuestras redes sociales. 

con Pardo y con Minerva
Con Pardo y con Minerva

Si queréis enviarme mensajes o vuestras opiniones al respecto podéis dejarlas en el cajetín de más abajo o hacérmelas llegar por mis redes sociales (Instagram, Facebook y Twitter)

Hasta cuando queráis.

K.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *