Graduación 2020

Ya hace unos días del evento más importante del Instituto de Magia, la Graduación.

Este año y debido a la situación en la que nos encontramos no ha podido ser presencial como es costumbre. Pero gracias a las nuevas tecnologías y al equipazo del Instituto se ha podido celebrar una graduación como no ha habido otra.

Este año no ha habido concurso como en las graduaciones anteriores, pero hemos podido participar igualmente en una gala de alumnos digital ¡ahora os lo cuento!

De la misma forma que en las graduaciones pasadas, se convocó a los alumnos un poco antes de empezar para poder explicar cómo sería el funcionamiento de la graduación de este año. Un poco de pedagogía de videollamadas para evitar ruidos raros durante las actuaciones de los compañeros y ya estábamos listos para empezar.

Cuenta atrás y ¡empieza el show!

Como habíamos hecho el pase técnico por la mañana, estábamos todos preparados para poder ofrecer a nuestros compis nuestras mejores magias.

El tema que se nos había propuesto era: la magia del futuro. En mi caso lo enfoqué como que en los años venideros se van a recuperar objetos pasados. Los que me conocéis sabéis que me aficiono prácticamente a cualquier cosa y que la magia tecnológica no me va mucho… Así que me volqué en sacar un efecto con un juguete, con un yoyó concretamente.

Antes de presentarlo ante los compis del instituto lo había probado con diferentes personas y me pareció que el juego estaba bastante bien, así que esa fue mi elección.

Tengo que darle las gracias a todos los que sufrieron el proceso de creación del juego, las pruebas y los errores ya que sin vosotros no hubiera sido posible sacarlo 🙂

Una vez terminada la gala de alumnos, Borja nos propuso un taller de magia creativa. Siguiendo un poco la metodología de Adrián Carratalà, uno de los magos más creativos del país, que también nos había dado una confe sobre magia creativa en el Magic Summit, se nos propuso el ejercicio de crear un efecto de magia en unas condiciones “propuestas”. Sólo se nos limitó el espacio donde debía ocurrir la magia: salón, habitación, baño o cocina. Y a partir de ahí campo libre.

La verdad es que el taller fue muy chulo, y salieron algunas ideas bastante interesantes… ¿Puede que de ahí salga una rutina para la graduación del año que viene? Ya veremos.

Una vez acabado el taller Borja nos deleitó con su show de magia unipersonal digital. Como bien sabéis hacer magia estos días es más difícil que nunca y muchos magos se han adaptado a la magia digital para poder seguir regalando ilusiones a los espectadores.

A pesar de la distancia, fue muy guay estar en esta graduación. Los mensajes de whatsapp o llamadas a los compis en los descansos eran la salsa de la graduación.

Espero que el año que viene podamos celebrar una graduación como toca porque tengo muchas ganas de volver abrazar a mis compis de Insti, a reírme de sus chistes, a cederle el paso al grand prix y a comer unos manolitos entre bambalinas.

Gracias a todos los que estuvisteis en la gradu, gracias a todo el equipo del IM por hacerla posible y ¡gracias a la magia por ser tan guay!

Hasta cuando queráis.

No olvidéis en compartir esta entrada, y todas las que queráis con vuestros amigos y conocidos. Si queréis enviarme mensajes o vuestras opiniones al respecto podéis dejarlas en el cajetín de más abajo o hacérmelas llegar por mis redes sociales (Instagram, Facebook y Twitter) y recordaros que os podéis suscribir al newsletter pinchando aquí (además si lo hacéis os mandaré un regalito por mail).

K.

Magia con K Autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.